CONSTRUCCIÓN DE PIRÁMIDES 

PROPORCIONES DE LA PIRÁMIDE PERFECTA EN MILÍMETROS O EN CUALQUIER OTRA MEDIDA.

 

Si las siguientes medidas se convierten en centímetros se pueden construir pirámides de hasta 10 mts. de altura.

FORMULAS EXACTAS

Cómo calcular el área o superficie lateral e una pirámide, o sea de las cuatro caras:


Área lateral = (perímetro de la base x apotema) / 2


Cómo calcular sólo la superficie de una cara:  

 

(base. altura) / 2  

( ¡OjO! En este caso, la "altura" del triángulo que forma la cara, es la "apotema de la pirámide").


Cómo calcular su área o superficie total es muy fácil:


Área total = área lateral + área de la base


(El área de la base es "lado por lado" ; )


Cómo calcular su área total es muy fácil también:


Volumen de la pirámide = (área de la base x altura) / 3


La masa material de una pirámide, con relación a su volumen, influye en los resultados. No es fácil medir cuáles son los promedios de masa por volumen para cada utilidad, pero tenemos algunas referencias generales que se aplican en las Casas Piramidales.


También sabemos que una pirámide puede funcionar sin que sus caras sean cubiertas, pero las líneas de la base y las aristas no pueden ser "virtuales", sino constituidas por materia real, porque si la estructura piramidal se corta, no podrá acumular absolutamente nada de la energía que buscamos, por lo tanto, no habrá efecto.


Creo que hay varias alternativas a las necesidades de apicultores y ensayistas con diversos elementos y seres vivos. El trabajo con colmenas, por ejemplo, no es colocar una pirámide sobre la colmena, sino la colmena dentro de una pirámide. Existe una relación entre masa de material y volumen, que varía según materiales. El aluminio es el mejor material en cualquier caso, y el único "metal" realmente útil y sin peligros (salvo en cuanto a tormentas eléctricas, que no ha de ser colocada en un lugar topográficamente alto).

Pero una pirámide para trabajar con abejas no necesita ser muy grande. Es preferible hacer varias pequeñas.


Próximamente terminaremos un trabajo de diseño para estas actividades, de acuerdo a la información que disponemos y que eventualmente nos siguen enviando algunos experimentadores. No obstante, tenga en cuenta que no necesita hacer caras "cubiertas", sino sólo la estructura con un grosor de varillas que resulte en 700 grs. x m3, en caso de pirámides terapéuticas.


Una pirámide de cuatro metros de base, requerirá unos doce kilos de peso para un funcionamiento potente o terpéutico, donde sólo se permanecerá (personas, animales o plantas) durante un par de horas diarias.


En el caso de una "pirámide habitacional", ya sea para animales o personas, el promedio de masa por volumen debe ser considerablemente inferior, ya que lo mejor es que la pirámide demore más en cargarse, para que afecte a los organismos de modo crónico y no agudo (es decir, de a poco, para que el organismo se acostumbre). Aunque en todo caso el efecto es benigno, la exposición prolongada desde la primera vez en una pirámide muy potente, puede causar molestias orgánicas que no implican daño alguno y desaparecen dichas molestias al salir de la pirámide.


Creo que para trabajar con abejas, bien pueden hacerse pirámides de aluminio con una proporción no mayor de 400 grs. por metro cúbico, dentro de las cuales puedan instalarse las colmenas con comodidad.


Otro asunto sería experimentar con panales piramidales, directamente, aunque eso cambiaría todo el sistema. Como no soy apicultor y mi experiencia se limita a unas cuantas clases prácticas en el colegio técnico-agrario donde estudié, dejo en manos de los expertos los avances con estos bichitos.


Pero no me cabe duda que las pirámides revolucionarán la apicultura, así como muchas otras cosas, porque en los insectos es con quienes mejor se aprecian los resultados. Uno de los experimentos que más me motivaron cuando llevaba una pequeña fortuna gastada y el ánimo decaído, fue que las moscas azules de Roraima, que viven quince días, me vivían veinticinco, permaneciendo en la pirámide. Las larvas de las camadas nacidas en pirámide, eran más grandes y con mejor desarrollo.


Si hacen experimentos de este tipo, deben usar pirámides de aluminio y tela mosquitera plástica.

RESUMEN: CONDICIONES FUNDAMENTALES PARA UNA PIRÁMIDE


MATERIALES: Cualquier material paramagnético como el aluminio o cuyos componentes sean paramagnéticos, pero nunca ferromagnéticos o diamagnéticos. El cartón, madera, plásticos, vidrio, resina y piedras con menos del 5% de hierro son adecuados. Por muchas razones es el aluminio el mejor de todos (Y EL ÚNICO METAL), siendo además el material que produce los efectos más potentes.

ORIENTACIÓN:
La pirámide funciona por interacción con el campo magnético telúrico, de modo que actúa como una especie de «compuerta magnética». Debe estar lo más correctamente posible, orientada con una cara al Norte. Para orientar una casa piramidal se hacen cálculos un tanto complejos, pero para las camas basta una buena brújula, que se provee con las mismas. Las personas han de dormir (dentro de una pirámide o en cualquier caso), con la cabeza hacia Norte, preferentemente. Si no es posible, pues hacia el Sur. En último caso, hacia el Este, pero JAMÁS HACIA EL OESTE.

 

NIVELACIÓN:
Tiene que ser correcta, tanto por razones prácticas como por efectos geomagnéticos.

PREVISIONES:
En estructuras MAYORES de cinco o seis metros de base (según la densidad material respecto al volumen), se hace necesario colocar una parrilla reguladora de descarga magnética, que impide que el efecto sea demasiado potente y algunos organismo tengan reacciones molestas.

MÁS FÓRMULAS PIRAMIDALES
 

 

(Superficie, volumen, masa, etc.)

 

LOS MATERIALES:

 

     El único metal que puede usarse en la pirámide es el aluminio (titanio y platino puros también, pero innecesariamente caros). Ningún otro metal común puede intervenir en la construcción piramidal, ni diamagnéticos ni paramagnéticos.

 

     Sólo pueden intervenir total o parcialmente en la construcción de pirámides, los plásticos, (acrílicos, nylon, poliuretanos, policarbonatos en general, etc.), las maderas, siempre que estén bien lisas, engrasadas, lustradas o enceradas, para evitar la higroscopía (absorción de la humedad ambiente).

 

     Los vidrios son óptimos en lo funcional aunque en lo práctico resulten frágiles para algunas construcciones. Lógicamente que pueden utilizarse gomas duras, papel, cartón, o resinas vegetales y sintéticas que no contengan metales.


     Una excelente combinación de materiales para construcción de pirámides de gran tamaño, es el aluminio con policarbonatos, o aluminio con fibra náutica. Esta última se compone de fibra de vidrio y resina. La aplicación de madera y aluminio en las construcciones, resulta óptima por razones técnicas, geobiológicas y por la calidad del campo piramidal combinado resultante.


        Indudablemente que los arquitectos e ingenieros de las nuevas generaciones volverán, como los antiguos, a utilizar la piedra, pues reúne todos los requisitos para construcciones piramidales. Aunque algunas contienen metales magnéticos en diversas proporciones, casi todas son adecuadas; especialmente las calizas y los granitos. El ladrillo es adecuado cuando la tierra con que se hace no contiene más de un 5 % de hierro.


        Las construcciones sismorresistentes que se desea inscribir en una pirámide, generalmente llevan mucho armazón de hierro o acero, pero ésto se resuelve de varias maneras; por ejemplo: Reemplazándolos por vigas de madera impermeabilizada y trabas de "horqueta" en las esquinas (en construcciones pequeñas).

 

       Pero en el caso de ser inevitable el uso de hierros o aceros, se resuelve colocando parrillas de descarga con sistema transistor y colchones orgónicos, que aceleran el flujo electrónico vertical. Si las vigas, columnas o enrejado de hierro o acero se interconectan completamente y luego se conectan a la lanza de descarga correspondiente de seguridad, y se envía esta descarga a una profundidad equivalente a la tercera parte de la altura del edificio, el problema queda totalmente solucionado, pero nunca debe conectarse esa estructura interna, con la parrilla de descarga magnética de control de la pirámide ni con el pararrayos.


        También las construcciones abovedadas pueden cubrirse con una pirámide, resultando un aumento del 25 al 40 % del efecto piramidal, pues la bóveda tiene cualidades geománticas y de captación de neutrinos en baja proporción, pero inscrito en una pirámide refuerza el campo propio del "huevo piramidal".


LA ORIENTACIÓN Y LA NIVELACIÓN:


        Ninguna pirámide puede funcionar como tal si no se halla correctamente instalada. Es decir que colocada en la cabeza, colgada o puesta simplemente en cualquier lugar, es absolutamente inútil. La orientación debe ser exacta hacia el polo magnético, pues su funcionamiento requiere de que el campo magnético telúrico se vea interferido por el campo propio de la pirámide. Se toma normalmente como parámetro, colocar una cara exactamente hacia el norte, pero el bamboleo rápido del campo telúrico es levemente mayor en el polo norte, de modo que se debe tomar el eje Sur- Norte, apuntando a la bisectriz con el Norte magnético.


        Luego de los nueve días tendremos un ángulo cuyo vértice será el punto Norte. La orientación correcta será la bisectriz de ese ángulo, y sobre ella debe ir una de las aristas de la base. Si pensamos construir una pirámide para que dure milenios, tomaremos en cuenta el bamboleo lento cuyo centro aproximado es el polo geográfico.


        La nivelación por gravedad es lo más adecuado en zonas llanas, porque la base debe quedar perfectamente paralela al flujo electrónico del campo magnético telúrico, pero si la pirámide es una construcción grande, de más de cinco metros de altura, y debe estar al pie de un cerro ubicado hacia el Norte o el Sur, la cara que da hacia ese cerro debe quedar más baja que la cara opuesta, en la proporción del "Triángulo de Gabriel" (*). (Hablamos de la nivelación de la estructura, pero no del suelo o de los otros elementos de la construcción inscrita en la estructura geomántica propiamente dicha).


        Si la montaña es mayor de tres mil metros y se halla hacia el Este o el Oeste de la Pirámide, a una distancia menor de mil metros, conviene hacer un canal de unos cincuenta metros de largo, por dos de ancho y dos de profundidad, corriendo de Norte a Sur a mitad de camino entre la montaña y la pirámide. Considérese como pie de la montaña, el punto en que la inclinación es de cinco grados. Dicho canal debe mantenerse lo más cuadrado posible. Si bien no son visibles sus efectos magnéticos, son importantes y han sido comprobados adecuadamente. La diferencia entre hacer dicho canal o no, equivale a aproximadamente un 15 % de diferencia en los resultados de todos los experimentos geománticos.

     Otra ventaja práctica de dicho canal, es que en caso de aludes sirve como contención, especialmente si la montaña tiene constitución geológica floja. En caso de que la casa se halle en la ladera de la montaña misma, vale la misma regla y se contará como pie de la montaña el punto mismo en que se sitúe la construcción.


       

     Las Pirámides mal construidas o mal orientadas suelen tener ciertos remolinos magnéticos no adecuados para los seres humanos. Por ello, no pueden hacerse sin conocimientos completos. Las parrillas de descarga no pueden funcionar adecuadamente cuando una pirámide mal construida acumula más electrones que neutrinos. La Pirámide Perfecta es una especie de betatrón, pero natural, en el cual las corrientes geomagnéticas son la base dinámica, siendo el campo piramidal el selector de partículas.


     A diferencia de éste, la pirámide no mantiene a los neutrinos y demás partículas en una órbita circular, sino que éstos se desplazan por las cuatro vertientes del campo, de modos diferentes:


a) Alternativo y secuencial para los electrones cuando la estructura es de metal, con caras completas y lejos del ecuador terrestre, manteniendo a los neutrinos en el centro (que se expanden luego por saturación, de modo esféricamente simétrico.


b) Alternativo y opuesto cuando es estructural sin caras, ligera en metal y se sitúa cercana al ecuador (Genera dos corrientes orbitales que mantienen a los neutrinos -con una pérdida teórica del 8,5 %- en un campo algo más débil pero igualmente útil, con mayor afluencia de neutrinos hacia las aristas. Esto provoca la formación de un vórtice menor en cada una de las caras virtuales, los cuales se saturan de antineutrinos [éstos producen los mismos efectos que los neutrinos]).


c) Entrópico y variable: Cuando se combinan ambas condiciones de un modo u otro, o cuando hay tormentas magnéticas telúricas, la pérdida de neutrinos es un poco mayor porque éstos permanecen "indecisos" (ralentizados) y son colimados por las corrientes más densas (Aún desconocemos porqué cierta proporción de neutrinos parece convertirse en muónes en algunos momentos de turbulencia magnética).


        El último modo es el menos conveniente, porque la pirámide tarda mucho en cargarse y pierde algo de carga durante las tormentas magnéticas. Por ello, la Pirámide es Perfecta cuando funciona en los modos a) y b).

 

Gabriel Silva


¿PARA QUÉ PODEMOS UTILIZAR LA ENERGÍA DE LAS PIRÁMIDES?
Para el estudio: A fin de potenciar concentración y memoria, es bueno estudiar dentro o debajo de una pirámide de grandes dimensiones.

Renovar filos: Los filos paralelos deben ubicarse en dirección Norte-Sur, permaneciendo durante 10 días seguidos dentro de la pequeña pirámide. Con este procedimiento el rendimiento de la maquinita o de las hojas de afeitar alcanzan un promedio de 200 afeitadas. Para afilar cuchillos o tijeras se procede de la misma manera.

Insomnio: Una pirámide de tamaño mediano o pequeño, colocada debajo de la cama equilibra el ritmo del sueño, evitando insomnios o sueños inquietos.

Conservar alimentos: Una pirámide puede ayudarnos a conservar frescos los alimentos depositados en su interior.

Para dejar de fumar: Colocar dentro de la pirámide durante 20 minutos por día los cigarrillos. Al cabo de unos días el fumador irá dejando lentamente su hábito.

Construir una Pirámide
Las medidas son siempre a escala con respecto a la gran pirámide de Keops. Para calcular las dimensiones de la pirámide que queramos construir realizaremos los siguientes pasos:
La relación entre altura, base y lado (arista) que hay que conservar en la construcción de una pirámide es la siguiente.

Tomamos como medidas bases para realizar los cálculos las siguientes:


Altura (A)
Base (B) Lado (L)
1cm 1,570cm 1,494cm


Si lo que deseas es crear una pirámide con altura de 10, multiplica cada dato, es decir, altura, base y lado por 10 y obtendrás las dimensiones de pirámide que desees.


Altura (A)
Base (B) Lado (L)
1x10 = 10 1,570x10=15,70cm 14,94x10=14,94